sábado, 9 de agosto de 2014

EN LA GRABACIÓN DE B&B

Como en la tercera sesión de quimio lo pasé fatal, incluso tres o cuatro días antes ya tenía náuseas, Angela me ha organizado un programa de festejos increíble.

Todas las tardes he tenido alguna visita divertida. Mis amigos se han multiplicado, y Angela no ha parado de ayudarme a recibir gente. Ha sido genial, porque me he evadido del todo. El lunes pasé la tarde con una amiga del cole, Belén,  a la que no veía desde hace... no quiero ni recordar cuanto tiempo, pero fue una reunión en la que hablamos de todo, como si no hubiera pasado el tiempo. 

El martes compartí con Amalia y Javier su viaje a Mozambique, tanto, que he tenido la sensación de que he viajado con ellos. Amalia cuenta muchas de esas viviencias en su blog Near the 50. Os lo recomiendo.






Me trajeron un regalo muy especial. El norte de Mozambique está muy mal comunicado, por lo que el hotel en el que se alojaron fabrica sus propios utensilios. Ahora puedo desayunar como ellos en aquel lugar perdido de África. En cada concha les ponían la mantequilla y varios tipos de mermelada.



El miercoles, por esas casualidades de la vida, estuve en el plató donde graban la serie B&B.


Desde aquí veíamos la grabación.
 La pantalla que hay a la izquierda de la imagen
 es la del director, desde donde lo controla todo.
 Sólo fué 1 hora y media, pero lo suficiente para ver cómo se trabaja en las series de televisión. Llegamos Angela y yo y nos recibió Montse, una chica encantadora que es ayudante de producción. Nos sentimos como en casa. Primero nos instaló en un par de sillas al lado del director de la serie mientras que rodaban una parte. Es un milagro que te enteres de algo. 

En la secuencia que estaban grabando en ese momento, uno de los actores  hablaba a todos los demás que estaban en la redacción, y a la vez, algunos grupitos cuchicheaban cosas. Pues bien, eso quiere decir que tienen que repetir la misma secuencia unas cinco veces. Primero para los planos generales, luego para sonido, luego para la escena secundario de los cuchicheos, y alguna mas porque la luz o el sonido no había salido todo lo bien que necesitaban. 

El director de la serie tiene una pantalla de ordenador en la que ve tres planos de la escena que se está grabando,y esa pantalla la estabamos viendo nosotras. Era alucinante comprobar como una y otra vez los actores repetían las frases, los gestos, y los movimientos que el director les pedía. A la quinta vez que oías la misma frase pensabas... este tiene que estar hasta el gorro de repetir y repetir, pero no, ellos volvían a entrar, salir y repetir como si fuera la primera vez.

El director era el que decía eso de "5 y acción" y luegon "corten", pero había otro personaje que mandaba mucho más: el ayudante de dirección. Era él quien conseguía que todo el plató estuviera en silencio, y el que le soplaba al director si la luz o el sonido de la escena habían sido buenos. Yo alucinaba, porque lo tenía a mi lado y no entendía cómo había podido apreciar que en una escena Pablo salía con la cara demasiado oscura. Luego me enseñaron su secreto. En un cuarto oscuro, fuera del plató, había varias personas con muchas pantallas que visionaban la escena y que se lo soplaban por los auriculares.

El que no tiene auriculares tiene walkie talkie, por lo que se hablan muchísimo entre ellos, pero tu no te enteras de nada.

Por supuesto seguir la trama es casi imposible, porque primero ruedan la tercera escena, luego otra que no tiene nada que ver y luego la primera, por ejemplo. Por lo que los actores pasan de estar muy asustados o enfadados, a una escena anterior en la que no saben nada de lo que acaban de grabar. Y lo mas alucinante es que lo bordan. Cambian de estado de ánimo y de cara en cinco minutos.
En el salón de "Mario" y "Juan" jeje
Una casa perfecta de solteros
En casa de "Candela"

Esperando a "Candela" en su salón
Luego paseamos por todos los decorados. En muy pocos metros montan una casa completa, hay decorados y focos al otro lado de las ventanas para que parezca la calle. 

Nos hicimos fotos y saludamos a todos los actores que estaban ese día allí, conocimos la zona de maquillaje, la sastrería, los camerinos... en fín, todo un mundo.

Fueron encantadores, muy cariñosos y simpáticos. No estaban todos los actores del reparto, faltaba Velencoso, pero Gonzalo de Castro, Fran Perea y Cristobal Suarez no tenían nada que envidiarle, encantadores y muy guapos.
Y qué decir de las bellezas de la serie. Coincidimos con Belen Rueda, Cristina Alarcón y Paula Prendes, Además de ser guapísimas son muy naturales y encantadoras.   
Angela en la habitación de "Mario".
Cuantos secretos guardará y cuantas mujeres
suspirarían por estar allí




Angela con Fran y Paula


Como ya sabéis que debo evitar contacto con la gente por estar inmunodeprimida, yo iba cual diva diciendo "besos no por favor"... era un poco chocante, pero yo sacaba mi mejor sonrisa para no tener que dar demasiadas explicaciones ni ser demasiado cortante. Pero Gonzalo de Castro no se conformó, y con gran sentido del humor decidió darle dos besos a Angela, uno por cada una jajajaja...


Y por último con Cristobal Suarez


Hasta en los peores momentos puedes vivir pequeñas aventuras. Gracias a todo el equipo de B&B. Vosotros quizá no lo sabíais, pero para mi fue una forma estupenda de desconectar y no pensar en la quimio del día siguiente. Volví a casa agotada y me dormí una siesta de campeona, pero fue muy divertido y mereció la pena. Espero poder volver cuando sea persona y tenga mas fuerza.

Otro día mas. Seguimos. 

Ana

1 comentario:

  1. Que bien lo pasáis las hermanitas... ánimo que ya pasó otra más

    ResponderEliminar